lunes, 19 de septiembre de 2011

Los Hombres De Mutis

La Real Expedición Botánica del Nuevo Reino de Granada fue la mayor empresa científica del periodo colonial y dejó honda huella en la memoria nacional. Tal empresa fue posible merced no sólo a su director sino también a numerosos colaboradores sin cuyo concurso no hubiese prosperado. Entre estos figuraban los herbolarios, entrenados en recolectar plantas y animales. Mención aparte merecen los dibujantes de todas las épocas, maestros en la acuarela atemperada. Había además escribientes u oficiales de pluma. En el campo de los investigadores estaban los comisionados y agregados, entre ellos Jorge Tadeo Lozano y Francisco José de Caldas.

Lozano y Caldas desempeñaron un papel importante en la vida política. Ambos fueron eruditos educados en el ideario de la Ilustración y pasaron por las aulas del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario; los dos fueron militares en una etapa de sus vidas y por ello y por su compromiso político fueron sacrificados durante la Reconquista española. Ambos ejercieron el periodismo científico y cultural, el primero en el Correo Curioso y el segundo en el Semanario de la Nueva Granada. Lozano contaba con formación de naturalista, con preferencia por la zoología, y poseía el título de Químico obtenido en Madrid. Caldas era autodidacta como científico, pues sus estudios formales se limitaron al derecho, pero gracias a su esfuerzo y dedicación se convirtió en un excelente geógrafo y poseía amplios conocimientos de astronomía y zoología y mediante la praxis se convirtió en un excelente botánico.

Jorge Tadeo Lozano nació en Santafé en 1771 y Caldas vio la luz en Popayán en 1768. Ambos provenían de familias acomodadas y recibieron una buena educación. En el campo de las ciencias. Lozano dejó a la posteridad una traducción de la Geografía de las plantas de Alejandro de Humboldt y fue autor de la Fauna cundinamarquesa, cuyo manuscrito se conserva en la Biblioteca Luís Ángel Arango de Bogotá.

Caldas, durante un ascenso al volcán nevado de Puracé, notó cómo el punto de ebullición variaba con la presión atmosférica y dedujo cómo la altura de las montañas podía calcularse mediante la temperatura de ebullición del agua, método que hasta entonces nadie había utilizado a pesar de conocerse fórmulas que podían aplicarse a tal deducción.

Este método fue utilizado para verificar datos relativos a la nivelación de las plantas, otra de sus deducciones originales, concepto propio del trópico donde la distribución de las plantas dependía no de la estacionalidad del clima sino de la altitud. Dedujo la tensión de vapor; realizó excelentes observaciones sobre la distribución de plantas y animales que llevó a la cartografía; fue experto en quinas, especies de enorme valor económico por ser el único fármaco entonces conocido para combatir las fiebres tropicales; formó un importante herbario que reunía más de seis mil especímenes y que encerraba abundantes novedades; y fue acuarelista de plantas y describió múltiples especies.

Infortunadamente, tanto la obra científica de Lozano como la de Caldas quedaron inéditas, lo cual ocurrió con la gran mayoría de los materiales de la Expedición. Por ello no pueden acreditárseles muchos descubrimientos y deducciones originales. Conocemos la importancia de su labor por sus manuscritos y algunos de sus trabajos que se han publicado recientemente. Sus obras conservan un gran valor histórico por ser testimonio de una empresa colectiva como la Real Expedición y de un notable esfuerzo personal, pero carecen del valor científico que tenían en su momento por la originalidad de las observaciones y la novedad de los descubrimientos. A pesar de ello, Lozano y Caldas y demás colaboradores de la Expedición Botánica de la Nueva Granada merecen el reconocimiento de los colombianos con ocasión del bicentenario del fallecimiento de ese gran promotor de ciencia y de cultura que fue don José Celestino Mutis.

Por Santiago Díaz Piedrahíta Presidente de la Academia Colombiana de Historia
Revista DINERS, Septiembre Del 2008 Fasiculo 462

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada